Bicicletas abandonadas

¿Te suena esta imagen? Es una de las muchas bicicletas abandonadas que se pueden ver en los aparcabicis y elementos del mobiliario urbano en Madrid.

Bicicleta abandonada y vandalizada en un aparcabicis de Madrid.
El problema de las bicicletas abandonadas

Con frecuencia nos encontramos aparcabicis ocupados parcialmente por bicis en evidente estado de abandono y, dependiendo del tiempo que lleven así, más o menos vandalizadas. Es la teoría de las ventanas rotas aplicada a bicis: al igual que un edificio desocupado puede permanecer intacto durante tiempo indefinido y, en cuanto muestra una ventana rota, el resto va cayendo inmediatamente en cascada; una bici anclada durante meses a un aparcabicis mantiene su dignidad hasta que pierde la primera pieza, en días tiende al desguace total.

Encontrarnos con una imagen semejante cuando vamos a candar la bici tiene un doble inconveniente. Por un lado disponemos de menos espacio para aparcar, pero además nos da mucho reparo dejar nuestra cuidada, limpia y preciosa bici junto a las abandonadas, sabemos que se ve “demasiado” y que puede destacar como reclamo para acabar mal.

Aspectos legales sobre bicicletas abandonadas

La Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid contempla esta situación y ofrece una solución adecuada.

Su artículo 234 considera que son bicis abandonadas las que lleven más de un mes:

  • Estacionadas y únicamente mantengan el armazón o carezcan, al menos, de tres de los elementos imprescindibles para circular o carezcan de los elementos mínimos necesarios para la circulación que hagan presumir su abandono.
  • Estacionadas en los aparcabicicletas o amarradas al mobiliario urbano, árboles o a cualquier otro elemento instalado en la vía pública, y no haya persona alguna que se responsabilice de los mismos.

En caso de que la bici se encuentre inscrita en biciregistro, se requerirá a la propiedad para que la retire. En caso de que no, y cuando transcurran dos meses desde que se considera abandonada por los agentes de la autoridad sin que haya aparecido dueño, se declarará residuo y se destruirá si no reunieran condiciones adecuadas para su recuperación o uso.

Pero si la bici estuviera en perfecto estado de uso o fuera susceptible de reparación, se podrá destinar a su reutilización en actividades municipales o en cualquier otro tipo de actividad que se desarrolle por organizaciones, asociaciones o entidades públicas o privadas sin ánimo de lucro que tengan finalidades educativas, sociales, culturales, medioambientales o de interés general, previa reparación en su caso por tales organizaciones.

Una nueva vida para las bicicletas abandonadas

Por todo esto te animamos a sumarte a una campaña que iniciamos con un doble objetivo: liberar los no muy abundantes aparcabicis de Madrid de bicis abandonadas, y darles a esas bicis aprovechables una segunda vida útil para quienes puedan seguir usándolas durante muchos años.

Para participar, envíanos foto y ubicación de la bici abandonada, si lo conoces puedes comentarnos además el tiempo que lleva, el estado en que se encuentra… y nos encargaremos de solicitar al Ayuntamiento de Madrid su retirada así como su puesta a disposición de organizaciones que se encargan de repararlas y donarlas a quienes las necesitan (EBA: En bici Arganzuela, Bicis para la vida, Bici con Alas, Bicicletas sin Fronteras…).

Bicicleta abandonada y vandalizada en un aparcabicis de Madrid.

Bicicletas abandonadas

¿Sabes dónde hay una bicicleta abandonada? Envíanos un mensaje y quizás se le pueda dar una nueva vida.

Envíanos foto y ubicación de la bici abandonada y nos encargaremos de hacer el trámite.