Ciclismo urbano

La bicicleta es un vehículo más en el tráfico en las ciudades. También el ciclismo urbano e interurbano son modos de transporte rápido y conveniente para una gran variedad de desplazamientos.

En Modelo Madrid defendemos que la bicicleta es un vehículo y debe circular siempre por la calzada, nunca por las aceras ni zonas peatonales y, opcionalmente, por carriles bici habilitados o ciclovías dispuestas para superar barreras o para su uso recreativo. De igual manera, los vehículos de movilidad personal (VMP) que dispongan de motor deben asimilarse como ciclos y disfrutar de mismos derechos, así como de cumplir las mismas normas.

El Barómetro de la bicicleta

El análisis del Barómetro de la bicicleta 2019 realizado por la Red de Ciudades por la Bicicleta en todo el territorio español nos deja ver la existencia de un gran margen de mejora en el uso de la bici como medio de transporte no recreativo que las administraciones y entidades implicadas deberían tener en cuenta.

Especialmente llamativas son las respuestas mayoritarias a la pregunta sobre los motivos para no usar la bici: 

Barómetro de la bicicleta 2019. Respuestas a la pregunta "Por qué no usa bicicleta"
Barómetro de la bicicleta 2019. Respuestas a la pregunta «Por qué no usa bicicleta»

Las más habituales (no tengo, prefiero otros medios, no tengo tiempo) muestran que la bici no está contemplada en absoluto como un medio de transporte más.

El segundo bloque de respuestas más frecuentes (no estoy en forma, no tengo edad, falta de costumbre, no me gusta, hay mucho tráfico) transmite la idea de la bici como medio deportivo, no como transporte integrado en el tráfico para el que no es necesario contar con unas características determinadas.

Fuente: https://www.ciudadesporlabicicleta.org/2019/12/10/presentacion-del-barometro-de-la-bicicleta-2019/

Nuestras propuestas

  • Refuerzo de campañas de divulgación de normativa y respeto por parte de las administraciones públicas: ayuntamientos y Comunidad de Madrid.
  • Homogeneización de ordenanzas locales de movilidad, tomando la Ordenanza de Movilidad Sostenible de Madrid como ejemplo en lo respectivo a la circulación de bicicletas.
  • Apoyo a infraestructuras que faciliten la utilización de la bicicleta en los municipios: Aparcabicis, zonas de detención adelantada en semáforos, etc.
  • Apoyo al servicio público de bicicletas «BiciMad» y similares como mejor plataforma de bikesharing al disponer de estaciones que evitan que se abandonen las bicicletas en las aceras.
  • Apoyo a conexiones ciclistas interurbanas y comunicación con barrios y zonas aisladas por barreras.
  • Revisión de titularidad estatal de viales urbanos dentro del municipio cuya gestión no municipal dificulta enormemente su acondicionamiento y reforma para cubrir las necesidades de la población local.
  • Acompañamiento y ayuda a quienes quieran iniciarse en usar la bicicleta como medio de transporte, en colaboración con asociaciones ciclistas, colectivos y activistas.
  • Fomento y difusión de actividades formativas.
  • Otras propuestas por desarrollar:
    • Puntos de venta de repuestos desatendidos.
    • Servicio de mantenimiento básico en estaciones de servicio, consistente en disponibilidad de herramientas para reparaciones y ajustes sencillos.
    • Campañas de refuerzo de normativa en auto-escuelas.

Noticias relacionadas